idioma
logo separador-cab Somos expertos en Contabilidad General,
Declaración de Impuestos, Traducciones y
Documentos
Buscar en el sitio: 
       

Bancarrota

 

Una quiebra o bancarrota es una situación jurídica en la que una persona, empresa o institución no puede hacer frente a los pagos que debe realizar (pasivos) porque éstos son superiores a sus recursos económicos disponibles (activos). A la persona física o jurídica que se encuentra en estado de quiebra se le denomina fallido. Cuando el fallido o deudor se encuentra declarado judicialmente en estado de quiebra, se procede a un juicio de quiebras, en el cual se examina si el deudor puede atender con su patrimonio a las obligaciones de pago pendientes.
 
Características de la Quiebra

    • Es una situación de insolvencia generalizada, lo que lo diferencia de la mera cesación de pagos
    • Es una situación de insolvencia permanente en el tiempo
    • Es una situación de insolvencia susceptible de ser apreciada objetivamente a través de hechos indiciados de quiebra
    • Es una situación de insolvencia de tal magnitud que se torna insalvable para el deudor.
El proceso de bancarrota en Canada permite reestructurar sus pasivos sin que deba cambiar su equipo de gerencia; la transparencia del proceso permite ahorrar trámites en la corte pues se puede negociar con acreedores y proveedores para negociar los términos de reestructuración. Los efectos adversos son que los vendedores exigen efectivo por adelantado, que los empleados busquen otras empresas o que las compañías rivales les quiten sus clientes.
Efectos de la declaratoria de quiebra

  • El fallido queda inhabilitado de administrar sus bienes, dicha administración pasa a un tercero llamado síndico o interventor judicial.
    • Las acreencias a plazo pendiente se tornan vencidas e inmediatamente exigibles;
    • Se fijan los derechos de los acreedores, es decir, estos no pueden mejorar su situación con posterioridad a la declaratoria de quiebra;
    • Se acumulan todos los juicios pendientes contra el deudor fallido para ante el juez que está conociendo de la quiebra
    • Los acreedores pierden el derecho de ejecutar individualmente al deudor fallido
    • Se le confiere al deudor fallido el derecho de pedir alimentos a la masa de acreedores.
Declararse en Quiebra

En la mayoría de los paises, la Ley Bancarrota permite a las personas físicas negociar con los acreedores y detener la ejecución de sus bienes por deudas impagas. Créditos hipotecarios y de consumo, así como deudas de impuestos, entre otras, son obligaciones que pueden revisarse ante la ley para pagar de buena fe sin caer en la bancarrota. Como solución de urgencia, la Ley de Bancarrota, adquiere en estos momentos un mayor protagonismo ante la subida de los tipos de interés y, por tanto, de los créditos hipotecarios, y el endeudamiento de las familias. Así, con esta ley, el deudor puede abrir un proceso judicial que, de manera inmediata, paraliza las demandas interpuestas por la falta de pago y la ejecución de los bienes que se estén tramitando, al mismo tiempo que interrumpe la acumulación de intereses en los créditos impagados. No obstante, conviene aclarar que la Ley de Bancarrota no perdona la deuda sino que prevé mecanismos para favorecer a sus titulares el pago de acuerdo a sus posibilidades, mediante reducciones o un aplazamiento de varios años.